Reflexionar sobre el arte es publicidad? la publicidad es arte? Creo que es una tarea complicada pero, el arte no es publicidad en tanto que su función es estética y la publicidad no es arte en tanto que su función es comercial. Sin embargo, sí que podemos encontrar en ambos lenguajes dos claras tendencias que los vinculan. A lo largo de este siglo hay una tendencia en algunos movimientos artísticos a utilizar recursos procedentes del lenguaje publicitario; del mismo modo, en publicidad..

Obama y Hillary se pasaron gran parte del día esquivándose. Pero llegó el momento inaplazable de cruzar el puente, y allí se vieron, sonrientes y desconfiados, unidos por la historia y separados sobre la línea de meta. En el sprint final apareció incluso Bill Clinton, que venía de estampar su firma en el Pabellón de la Fama del Derecho al Voto..

Nonetheless, the game was not always this way. Beginning with Alexander Cartwright’s Knickerbocker rules in 1845 that set the bases 90 feet apart with three outs per side per inning, baseball spent its first 50 years lurching and grasping for the balance that has kept so well ever since. Even after finding it, plenty of other alterations have shaped the sport we know today..

El e Commerce crece día tras día, algo que no sorprende a muchos, dadas las múltiples ventajas que ofrece a cada uno de sus consumidores. Permite un gran ahorro de tiempo, pero también un gran ahorro económico. Desigual quiere que sus clientes puedan beneficiarse de todas estas ventajas, y es por ello que lanza el código promocional Desigual , permitiendo así que estos puedan adquirir su artículo preferido a un precio mucho menor de lo que imaginan.

Sixteen Candles, The Breakfast Club, and Pretty in Pink play very differently in the MeToo era. “I had what could be called a symbiotic relationship with John during the first two of those films,” she remarks. “I’ve been called his muse, which I believe I was, for a little while.

En este ambiente tóxico en el que no hay nada que hacer el nacionalismo, sea catalán, espaol o ruso, proporciona contenidos, intensidad vital, amigos y una gran vida social (Alaska: Bailando). Es una secta tribal. También da de vivir a mucha gente. Al menos trato de no darla por concluida. Al menos quiero creer que no. Quiero creer que no tengo por qué ligar el término felicidad a la noción unívoca de un solo espacio.

Aparqué mi taxi a más de 3.500 kilómetros de aquí y ahora me encuentro en una ciudad que no es la mía y sin embargo parece propia, la misma: Estoy escribiendo este post desde una terraza de la avenida Dizengof, en Tel Aviv, mientras veo pasar uno, dos, tres taxis Skoda, un Seat Altea y un Mercedes, como en Madrid, todos libres, como en Madrid, y manejados por taxistas de aspecto y porte muy similar a los de Madrid. El rostro de uno de ellos, de hecho, es extraamente similar al mío. Y también conduce un Skoda.