A les 15.30, tres caps de la comissaria de Vilafranca tornen d’una reunió: Younes és la prioritat absoluta. I creuen que l’han vist: les mateixes vambes negres, una camisa blava i pantalons vermells. Una dona confirma les seves sospites: diu al 112 que l’ha reconegut “sens dubte” a prop de l’estació de tren, que és experta en fisonomia i que aquest noi és Younes..

6. Getting horribly tortured isn’t that big a deal. I used to think that if major electrical volts were applied to different part of my strung up body over the course of ten hours, or if my face was smashed with the edge of a shovel right before someone shot a huge bullet hole through the palm of my hand, or if the GNP of China dropped twenty two points due to the amount of money the Chinese government had spent on torturing me for two years, I might be inclined to take the rest of the day off or to at least be so weak that I couldn’t secretly chew through my handcuffs before suddenly jumping up, grabbing a pen, and killing everyone in the room.

No me gusta que se utilice el gore infantil a modo de cartel propagandístico. Igual que no me gusta que se utilicen instantáneas de felices y sonrientes nios con síndrome de Down para atacar el aborto. Utilizar. Pero lo más curioso de todo es que el resto de las mujeres, las que dicen no ser como ellas, las que van de dignas, en el fondo envidian a las putas vocacionales. No hay más que ver el éxito que tienen las revistas del corazón, que no son más que catálogos de putas vocacionales cuyo único mérito es el de haber conseguido enganchar al millonario de turno. Y verás a esas otras putas frustradas en la peluquería, en la consulta del dentista o en la sala de espera del veterinario, ojeando esas revistas con los ojos como platos, muertas de envidia en secreto.

Pues tú te lo pierdes, disfrutarás sólo cuando se ganene títulos. 28 aos llevas cabreándote cuando se pierde con alguien inferior y con indiferencia cuando se gana, porque lo normal es ganar a alguien superior. “Carpe diem” .o no te llevaste un alegrón el partido que nos salvamos ante el Depor con Clemente después de un ao en que nos veíamos en segunda? Mira el mercado del fútbol y comprenderás que hoy por hoy es muy meritorio ganar al Málaga, al Levante o al Espanyol..

Con el Zadar ganó otras dos ligas, y en 1976 cambión de equipo y empezó, al mismo tiempo, su carrera de entrenador. Fue en el Olimpija de Ljubljana esloveno. En 1978 dejó Yugoslavia para jugar en Italia, en la Virtus de Bolonia, donde también ganó dos títulos de Liga.